Publicidad:
La Coctelera

Los caballeros las prefieren brutas

Cuando estaba de vacaciones, hace poquito, ocupe parte de mi tiempo leyendo. Uno de esos libros se llamaba como el titulo de este post.

Su autora es la colombiana Isabella Santo Domingo.

En este libro, Isabella, habla sobre la postura que deberiamos tomar las mujeres en una relacion (con la que no estoy para nada de acuerdo).

Segun ella debemos hacernos las idiotas a mas no poder para obtener a cambio cosas de los hombres.

No le vi nada de gracioso al libro. No se si ella habla en serio o todo lo que dice lo hace con la intencion de "hacernos reir"..

Entre los "consejos" que nos da, estan:

- Fingir no saber cocinar para que nos contrate personal de cocina.
- Fingir no saber planchar, limpiar, vestirnos, etc etc. todo para que nos contrate gente que lo haga y nos mande al gimnasio...
- Fingir no saber usar la computadora o el celular, para que asi no le ponga claves y nosotras poder abiertamente husmear entre su vida.

No es algo absurdo? Definitivamente...no se ni para que escribi sobre eso...

Como dice mi abuela: Hay de todo en la viña del señor...

20 Grandes Conspiraciones de la Historia

Un libro de Santiago Camacho sobre grandes conspiraciones a traves de la historia.. desde el cristianismo, el viaje a la luna, la maldicion de los Kennedy, hasta el caso 11s.

Me lo acaban de prestar, suena interesante, ya les contare como me va..

Alquien lo ha leido?

Guía del seductor

No conocía sobre la existencia de este libro hasta ayer, su autor es el mexicano Edmundo González Llaca.

Olimpia fue la persona que me lo dió a conocer.

La verdad que no lo he tenido en mis manos, pero parece tan interesante que muero por poseerlo.

Aquí lo que encontré de él:

UN NOVELA SOBRE LAS RELACIONES ERÓTICAS ENTRE UN HOMBRE ADULTO Y UNA ADOLESCENTE. Magdalena es la quinceañera y el objeto de deseo de su padrino, un seductor filoso y filosófico que hará uso de todas sus tácticas para lograr su objetivo, en una sola noche. Así surge Guía del seductor con un ejemplo práctico: él mismo. Esa niña que está dejando de serlo es capaz de enloquecer con su sensualidad ingenua a cualquier mortal y, aunque ya tiene 16 años, está deseosa de su fiesta y sugiere un encuentro erótico con su padrino. Éste busca que la primera experiencia sexual de su ahijada sea algo más que burda, violenta o desagradable. Cree que su experiencia podría proporcionarle una sensación más placentera, pues para él, el arte de la seducción consiste en el retórico juego del poder: frivolidad, romanticismo, cortejo, engaño cómplice, ritmo de conquista, todo lo que es puesto en práctica. Además, la suerte está de su lado: Magdalena se ha encerrado en su cuarto y amenaza con no salir; los padres no dan crédito: se ha invertido demasiado en la fiesta y no piensan desperdiciarlo por un berrinche, pretexto idóneo para que el padrino entre en acción

El Lobo Estepario

Érase una vez un individuo, de nombre Harry, llamado el lobo estepario. Andaba en dos pies, llevaba vestidos y era un hombre, pero en el fondo era, en verdad, un lobo estepario. Había aprendido mucho de lo que las personas con buen entendimiento pueden aprender, y era un hombre bastante inteligente. Pero lo que no había aprendido era una cosa: a estar satisfecho de si mismo y de su vida. Esto no pudo conseguirlo. Acaso ello proviniera de que en el fondo de su corazón sabia (o creía saber) en todo momento que no era realmente un ser humano, sino un lobo de la estepa.

Que discutan los inteligentes acerca de si era en realidad un lobo, si en alguna ocasión, acaso antes de su nacimiento ya, había sido convertido por arte de encantamiento de lobo en hombre, o si había nacido desde luego hombre, pero dotado del alma de un lobo estepario y poseído o dominado por ella, o por ultimo, si esta creencia de ser un lobo no era mas que un producto de su imaginación o de un estado patológico. No dejaría de ser posible, por ejemplo, que este hombre, en su niñez, hubiera sido acaso fiero e indómito y desordenado, que sus educadores hubiesen tratado de matar en el a la bestia y precisamente por eso hubieran hecho arraigar en su imaginación la idea de que, en efecto, era realmente una bestia, cubierta solo de una tenue funda de educación y sentido humano. (Fragmento)

Hermann Hesse (1877-1962) fue un escritor alemán nacionalizado suizo cuyas novelas, muy influidas por la filosofía oriental, analizan la complejidad interna del hombre y sostienen la búsqueda del yo íntimo para adquirir un sentido de la existencia...

Hesse reflejó la crisis espiritual de su época al escribir el Lobo Estepario (en el 1927).

...

...

...

...

...

El mundo ...esta convertido en una completa estepa....llena de lobos.....y lobas...

Olor a Rosas Invisibles

Luis C. Campos C (Cariñosamente conocido entre sus amigos como Luicé Campocé) es un hombre ya maduro, casado con hijos y nietos, dueño de una empresa heredada de su padre; vivìa una vida agradable en Bogotà.

Conoció a Eloisa en su juventud. Ella era de una familia rica de Chile, y la viò por primera vez en una travesìa que hicieron ambos por el Nilo. El primer dia que sus ojos se percataron de la existencia de ella, no se pudo separar de tan bella mujer.

El amaba la forma perfecta en que Eloisa pronunciaba el francès y el italiano, su melena corta, la forma en que vestìa....todo...

Al final del viaje, se fueron juntos a Roma, de donde èl tenia que volar a Inglaterra porque estudiaba alli economìa; ella a Ginebra, donde se especializaba en idiomas. Intentaron despedirse en el aeropuerto pero no fue posible...se quedaron ....

Un mes despuès, cuando habian fracasado en varios intentos de separacion, decidieron irse a vivir juntos a una pensiòn, por tres meses, hasta que sus respectivas familias descubrieron en que gastaban el dinero estos dos tortolitos y se enojaron bastante.

La madre de Eloisa la fue a buscar, y se la llevò. El padre de Luicè lo trajo de regreso a Bogotà y tuvo que hacer su carrera alli... Ambos hicieron sus vidas, ambos se casaron (ella habia enviudado), tuvieron hijos....

Ella seguia en Ginebra; èl en Bogotà..pero aun sus corazones latìan mas de lo normal cuando tenian noticias del otro...se enviaban notas, matenian el contacto desde aquel tiempo...aunque no habìan vuelto a verse. Empezaron a tener comunicaciòn telefònica..que se hizo cada vez mas frecuente...como un juego...que iba tomando forma real, amenazante...empezò a surgir la idea de un reencuentro, una semana juntos, para poder realizar un amor siempre latente....

Pero grave error; cuando volvieron a verse, ya no eran los mismos de antaño.. esta Eloisa era una mujer gorda, igual a la que èl habia dejado en casa (el se quedò petrificado cuando la vio). El tampoco era el mismo, estaba viejo, con barriga...diferente al recuerdo que ella mantenia en su memoria; no era èl quien caminaba en sus zapatos, ni era suya esa voz que le devolvia un eco ajeno, ni las palabras que le salian de la boca, sin pasar antes por su inteligencia...

Estuvieron juntos una semana...pero ya no fue igual...

En fin, esta novela, escrita por la autora colombiana, Laura Restrepo, nos enseña que algunas veces es màs real el olor a rosas invisibles que las rosas mismas...

El desenlace de un viejo amor, guardado en el corazon, la mayoria de las veces no es el esperado, y los que lo viven se dan cuenta que ya son como viejos actores y los papeles principales ya no le corresponden.....

El Código Da Vinci


Este libro es uno de esos que te enredan en sus redes desde la primera línea y se te hace difícil dejarlo hasta terminarlo.

Nos sumerge en una historia llena de laberintos, acertijos y pistas que comienza con el asesinato de un Gran Maestre del Priorato de Sion, Jaques Saunière, y en donde su nieta, Sophie Neveu, y un profesor en simbología, Robert Langdon, tratan de descifrar las pistas dejadas por el primero.

El libro combina con excelentes resultados, la historia con la ficción, y al mismo tiempo que nos deleitamos con la lectura, aprendemos un poco de historia.

Como todo en la vida, El Código Da Vinci, ha tenido personas (y organizaciones) en pro y en contra, y esta en manos de los lectores decidir de que lado de la balanza prefieren estar.

Pónganse cómodos, y empiecen a leer…

El Principito

La primera vez que leí este libro tenía unos 6 ó 7 años, no entendí nada de el. Mas tarde con mas capacidad de razonamiento, lo volví a leer para darme cuenta de la joya de libro que es.

Con cada una de sus paginas podemos entrar en la simplicidad de las cosas y la complejidad con que las vemos..

Aprendemos valores esenciales para nuestro desarrollo como persona. Sentimientos y detalles como el amor, la bondad, la paciencia, el compañerismo quedan al descubierto en sus paginas..

"Yo me pregunto -dijo- si las estrellas están encendidas para que cada cual pueda un día encontrar la suya...

La gente tiene estrellas
que no son las mismas.

Para los que viajan, las estrellas son guías,
para otros sólo son pequeñas lucecitas.

Para los sabios las estrellas son problemas.
Para mí, hombre de negocios, eran oro.

Pero todas esas estrellas se callan.

Tú tendrás estrellas como nadie ha tenido..."